EL SEXO FRECUENTE RETRASA LA MENOPAUSIA EN LAS MUJERES

El momento en el que llega la menopausia puede estar relacionado con factores ambientales en la vida de las mujeres, como la frecuencia con que practican sexoEl sexo frecuente retrasa la menopausia en las mujeres

La menopausia en la mujer significa el fin de su edad reproductiva. Los ovarios dejan de funcionar, dejan de tener periodos y desaparece la posibilidad de un embarazo. La edad a que la tienda de bebés se cierra es variable, pero en general está entre los 49 y los 52 años de edad. Ocurre cuando se agotan los oocitos, células precursoras de los óvulos, y hay un descenso de estrógenos, las hormonas sexuales femeninas.

Se sabe que ciertos factores ambientales pueden acelerar la llegada de la menopausia: el sobrepeso y la obesidad, el tabaco, en cierta medida los genes, y por supuesto enfermedades u operaciones de cirugía que afecten a los ovarios. Sin embargo hasta ahora no se había comprobado en un estudio la influencia que el sexo puede tener para retrasarla.

El estudio publicado por la revista científica Royal Society Open Science siguió a casi 3.000 mujeres a lo largo de diez años, y observó que, para el mismo rango de edades, las mujeres que practican sexo todas las semanas tienen un 28% menos de probabilidades de que les llegue la menopausia que aquellas que solo tienen sexo una vez al mes. Al mismo tiempo, las mujeres que practican sexo una vez al mes tienen un 19% menos de probabilidades de entrar en la menopausia que las que tienen aún menos sexo.

En resumen, las mujeres que tienen menos sexo tienen mayores probabilidades de que se adelante la menopausia. Esto abre la posibilidad a que no sea solo la genética y las enfermedades, sino que el estilo de vida tenga una influencia mucho mayor de la que se pensaba en la menopausia. Las mujeres que participaron en el estudio tenían una media de edad de 45 años al comienzo del seguimiento, y en su mayoría estaban casadas o en una relación estable.

Durante el estudio se preguntó periódicamente a las mujeres por la frecuencia con la que tenían relaciones sexuales, y qué tipo de prácticas sexuales entraban en sus encuentros (sexo coital, oral, caricias), así como la frecuencia con la que se masturbaban. La frecuencia más habitual era una vez por semana, con un 64% de las encuestadas. Al cabo de los diez años, el 45% de las mujeres habían llegado a la menopausia, a una edad media de 52 años.

no se sabe con seguridad cómo se relaciona el sexo con la menopausia. Una posible explicación es que la actividad sexual estimula la producción de estrógenos, aunque el estudio no midió los niveles de esta hormona. Otra opción es la influencia de las feromonas de sus parejas en los niveles hormonales, pero no se encontró una diferencia significativa entre quienes convivían y quienes no.