Katherine Páez y su deseo de superación

Katherine Páez y su deseo de superación

No ha sido fácil el camino para Katherine Páez, mejor conocida en las redes por su pseudónimo “La Pompossa“, ya que esta joven de apenas 28 años ha tenido que luchar contra viento y marea para lograr el éxito que hoy tiene como empresaria.

Lo que comenzó como un juego en Instagram, gracias a su deseo de superación se volvió una máquina de gestión de oportunidades para ella y para muchos que hoy laboran en sus negocios. Es dueña de una boutique, un Nail Bar, una distribuidora de productos para el cabello, entre otros, sin contar con que sus propias redes sociales (que solo en Instagram tiene cerca de tres millones de seguidores) son ya una empresa que opera y funciona con la promoción de decenas de marcas.

Katherine cuenta que su niñez aunque no fue perfecta, le dio la fuerza y los valores que hoy tiene, lo que se hace evidente en sus publicaciones donde su familia siempre es número uno. Le distinguen su chispeante personalidad y el mostrarse siempre con todos su defectos y virtudes, lo que no es muy común en el mundo virtual: “Creo que en ese momento que salí a la luz no existía alguien que se mostrara al mundo tal cual, sin temor de ser odiada, y eso fue lo que me posicionó en el corazón de mucha gente”, dijo la influencer.

El nombre de “Real Pompossa” surgió orgánicamente en los mismos comentarios y videos que creaba, vio que sus fotos y videos empezaron a gustarle a la gente, así que cuando intentó registrar su nombre y ver que ya estaba en uso, se le ocurrió este llamativo apodo que ahora la identifica.

“No solo soy instagramer o empresaria, hay una profesión que asumo con mucha responsabilidad, y es la de ser madre, eso para mí es lo prioritario, ya luego en un segundo plano está lo demás”, expresó Katherine.

Lo más difícil para Pompossa en este crecimiento, ha sido lidiar con personas irresponsables y deshonestas, lo que considera un reto por aprender pues aún entiende que no es capaz de manejarse correctamente frente a estos casos.

Actualmente decenas de empleados dependen de ella en sus negocios, lo que le llena de orgullo, pues no solo ha crecido ella, sino todo el que está a su alrededor: “Soy una mujer que constantemente está pensando para crear, y así surgieron mis negocios, de ideas que materialicé por eso ahora mismo desarrollo varios proyectos, y van a ver mucho de mí en los próximos meses”, fueron las palabras de Páez.

Katherine insiste en que lo más importante es arriesgarse e insistir, “Muchas personas van a opinar bien y también mal, pero queda en uno mismo continuar enfocado. Sobre todo debe existir ese motor te mueva… por ejemplo mi motor es mi familia”, concluyó Pompossa.

Katherine dice que su mayor virtud es la lealtad, lo que le ha construido un círculo de amigos y de colaboradores que por años le han acompañado, y le impulsan en todos sus proyectos. Es creadora de la página @NoHayDiasTristes donde ayuda y promueve obras humanitarias, construyendo casas para ancianos, regalando útiles escolares y juguetes a niños de escasos recursos.