Trump condena a Twitter por “silenciarle”

Trump condena a Twitter por “silenciarle”

Washington. El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó este viernes la decisión de Twitter de suspender permanentemente su cuenta en la red social y dijo que se plantea crear su propia plataforma para difundir sin filtros sus mensajes.

El mandatario utilizó su cuenta oficial, @POTUS, para hacer sus declaraciones, pero los mensajes fueron borrados posteriormente. Posteriormente, las expresiones fueron enviadas a través de un comunicado de la Casa Blanca.

“¡No nos silenciarán!”, exclamó Trump después de que Twitter anunciara que le había privado definitivamente de su cuenta personal, @realDonaldTrump.

“Twitter ha ido más y más lejos en la prohibición de la libertad de expresión, y esta noche, los empleados de Twitter se han coordinado con los demócratas y la izquierda radical para eliminar mi cuenta de su plataforma, para silenciarme a mí y a usted, los 75 millones de grandes patriotas que votaron por mí”, leía el primero de una serie de tuits.

También, se quejó de las protecciones de las que disfrutan Twitter y otras redes sociales, que les eximen de consecuencias legales por lo que publican terceras partes en sus sitios web.

“Predije que esto ocurriría. Hemos estado negociando con varios sitios más, y tendremos un gran anuncio pronto, mientras miramos también las posibilidades de construir nuestra propia plataforma en un futuro cercano”, añadió.

La medida de Twitter priva a Trump de su principal megáfono, una cuenta con la que ha emitido más de 55,000 mensajes durante más de once años y que contaba con 89 millones de seguidores.

La red social suspendió temporalmente este miércoles la cuenta de Trump durante 12 horas, después de que el presidente justificara en un tuit el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes, que resultó en cinco muertos, al menos trece policías heridos y todo tipo de destrozos en la sede del Legislativo.

La red social le devolvió después la cuenta con la advertencia de que “cualquier violación adicional de las reglas de Twitter resultaría” en una suspensión permanente, y este viernes, después de analizar los dos últimos tuits de Trump, decidió tomar esa extraordinaria medida.