De acuerdo con información publicada por el portal de farándula TMZ, Vince estaba actuando en el festival Monster on the Mountain en Pigeon Forge, Tennessee, con su propia banda. Con Mötley Crüe no ha actuado desde 2015.

Cuando cantaba Don’t Go Away Mad (Just Go Away), se acercó al borde del escenario y de repente cayó cuatro pies sobre el cemento ya que había un pequeño espacio entre el escenario y un altavoz, y cayó al suelo por la grieta.

Su asistente y un empleado de seguridad lo ayudaron a ponerse de pie, y Vince se alejó cojeando. El artista fue llevado de emergencia a un hospital en ambulancia.

El bajista Dana Strum se dirigió a la multitud para explicarles sobre las lesiones de Neil, y las impresiones de que posiblemente se había roto algunas costillas.

Al momento, se desconoce alguna actualización sobre su estado de salud.

Según TMZ, fuentes revelaron que el cantante, quien ha luchado contra la adicción al alcohol, no había bebido previo a la presentación de anoche. Vince Neil ha sido señalado por su desempeño en el escenario en los últimos años, criticado por actuaciones en solitario decepcionantes.